653

Por Enrique Lira

Después de que las aerolíneas Interjet y Brussels Airlines finalizaran prematuramente sus operaciones con los aviones Sukhoi SSJ100 Superjet debido a múltiples factores como falta de disponibilidad de piezas de recambio, lo que llevó a la flota a largos períodos de inactividad, Sukhoi Civil Aircraft (SCAC) se encuentra en problemas cada vez más serios, esta vez involucrada en el supuesto uso de piezas de titanio de mala calidad en aproximadamente una cuarta parte del flota activa de Superjets. Los medios rusos informaron que alrededor de 50 aviones podrían haber desarrollado micro grietas en el tren de aterrizaje y en los puntos de sujeción del motor, en piezas hechas en aleación de titanio no certificada o por lo menos "aleaciones de titanio de origen no confirmado". Una directiva de aeronavegabilidad emitida por la autoridad de aviación civil rusa Rosaviatsiya parece apoyar las afirmaciones.
En respuesta a la orden oficial de inspección, el diseñador en jefe del SSJ100, Vladimir Lavrov, emitió un calendario de revisiones para un total de 48 aeronaves, incluyendo 15 en servicio con Aeroflot, ocho con Azimuth Airlines, nueve con Yamal Airlines y cuatro con IrAero.
En diciembre pasado, el fabricante se comprometió a combatir la falsificación de piezas mediante la introducción de un Pasaporte Electrónico de la Aeronave (AEP). "Lamentablemente, la falsificación sigue activa", dijo el CEO de SCAC, Alexander Roubtsov. "Seguramente, el pasaporte electrónico nos ayudará a combatir este problema".

SSj100 pic9