205

Por Arturo Robles

La crisis de seguridad derivada de los dos accidentes fatales sufridos por aviones nuevos Boeing 737 MAX 8 en el mar de Java y en Etiopía, con menos de cinco meses de diferencia, ha desatado la puesta en tierra de al menos 157 de estos aviones pertenecientes a unas 26 aerolíneas, entre ellas Aeroméxico, Aerolíneas Argentinas, Gol, Garunda, Lion Air, MIAT Mongolian, Ethiopian Airlines, Cayman Airways, Royal Air Maroc, Jet Airways, Norwegian Air, Hainan Airlines, Air China, China Eastern, Shenzhen, 9 Air, Shandong Airlines, Xiamen Airlines y China Southern. Incluso las autoridades de 9 países como China, el Reino Unido y Australia prohibieron el vuelo de estos aviones en su territorio, aún cuando ninguna aerolínea australiana lo opera.
Esta medida unilateral no tiene precedentes, pues ni la compañía Boeing ni las autoridades aeronáuticas norteamericanas han decidido que sea necesario inmovilizar la flota, que a nivel mundial es de unos 370 aparatos.
La suspensión de las operaciones será en tanto no se esclarezcan las causas de los accidentes y se definan medidas concretas para prevenirlos.

MAX