1113

Por Arturo Robles

Las principales líneas aéreas de México han manifestado ante las autoridades su preocupación por las condiciones adversas en las que operan, principalmente por los altísimos costos de la infraestructura aeroportuaria, que las han tenido en números rojos por varios años, por lo que la viabilidad de las mismas está en riesgo, mientras que en contraste los Grupos Aeroportuarios ganan mucho dinero.

La situación es especialmente delicada para Interjet, que el año pasado tuvo que hacer fuertes recortes de personal y dar de baja su ineficiente flota de aviones Sukhoi, pues enfrenta otra vez un conflicto sindical en puertas y cuyo director, William Shaw, ha sostenido que la empresa no está en posibilidades de aumentar sus costos pues podría tener que llegar hasta a cerrar.

Por su parte Enrique Beltranena, director general de Volaris, tuvo que amenazar con dejar de operar de Querétaro para que dicho aeropuerto reculara en su pretensión de aumentarle los costos, pues la aerolínea, aunque le va bien en la Bolsa Mexicana de Valores, también opera en un delicado equilibrio en el que cualquier aumento podría ser catastrófico.

Aeroméxico, la que también opera con pérdidas y que recientemente se ha negado a aceptar las demandas de aumentos de sus sindicatos, tras la crisis que le significó el accidente de Durango el año pasado, ahora con tener que poner en tierra sus seis aviones más nuevos, los Boeing 737 MAX 8, ha visto mermada su capacidad operativa lo que agravará su de por sí delicada situación financiera.

Aeromar, que el año pasado negó a sus empleados cualquier tipo de aumento, aún no ha podido recibir las inversiones que requiere para lograr sobrevivir y se ha tenido que apoyar en préstamos.

La que está en mejores condiciones es Viva Aerobus, pero aun así sus directivos dieron recientemente a conocer a las autoridades aeronáuticas sus principales preocupaciones, entre las que destacaron una vez más los altísimos costos del uso de los aeropuertos.

La situación económica tan crítica por la que pasan todas las aerolíneas mexicanas, especialmente ante el proyecto de aeropuertos metropolitanos que decidió el Gobierno, es sumamente preocupante y de no realizarse modificaciones a los factores negativos que las afectan, algunas tendrían que efectuar recortes de personal, detener sus planes de crecimiento y en algunos casos podrían enfrentar aún peores consecuencias.

 

int

Imagen: Interjet

Comentario Editorial
¡AERONAVES BARA BARA, PÁSELE MARCHANTE..!
Con la opinión de Héctor Dávila

Director General de América Vuela

Como se sabe, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha repudiado el uso de costosas aeronaves ejecutivas por parte de funcionarios del Gobierno, por lo que bajo su administración se ha propuesto deshacerse no sólo del emblemático y súper polémico avión presidencial Boeing ...

Comentario Completo
Articulos
LA ESPADA DE DAMOCLES SOBRE LA FAA Y BOEING
Por Héctor Dávila

La crisis mundial sobre la seguridad del nuevo avión Boeing 737 MAX ya representa para el coloso de la industria aerospacial que lo fabrica el mayor problema de su historia, pero también está destapando una serie de dudas que amenazan la credibilidad de ...

Articulo Completo