556

Por Arturo Robles

En un comunicado, The Boeing Company informó que finalizó la actualización del software para el MCAS del 737 MAX, además de las pruebas correspondientes con 207 vuelos y más de 360 horas en el aire, en preparación para que los polémicos aviones puedan volver a operar.
"Con la seguridad como nuestra más clara prioridad, hemos completado todos los vuelos de prueba de ingeniería para la actualización del software y nos estamos preparando para el vuelo final de certificación", explicó este jueves el presidente y consejero delegado de la firma, Dennis Muilenburg.
Con esto se espera que en breve la flota de este tipo de aviones pueda volver a ser puesta en servicio, y que depende de la aprobación de las autoridades aeronáuticas, lo cual puede ser en junio próximo. La Administración Federal de Aviación (FAA) ya había adelantado que esperaba de forma inminente la presentación por parte de Boeing de una corrección definitiva de su software y una actualización de la capacitación para los pilotos de este modelo.
Todo ello en medio de un gran problema de imagen y credibilidad en el fabricante estadounidense y en la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA), puesto que acorde con investigaciones internas de la agencia, indican preliminarmente que la misma no concluyó que el sistema anti pérdida de sustentación MCAS representara un riesgo grave para la seguridad. Y Boeing tampoco habría informado al regulador de que el mal funcionamiento del sistema podría causar un accidente catastrófico. Si lo hubiera hecho, se habría llevado a cabo un análisis mucho más minucioso del sistema cuyo fallo provocó el accidente del 737 MAX 8 de Lion Air y posteriormente el de Ethiopian Airlines, con un saldo combinado de 346 víctimas fatales.
La auditoría a la FAA señaló, no obstante que Boeing no había tenido intención de engañar al regulador. De hecho, tanto la autoridad aeronáutica como el fabricante consideraron que el MCAS no necesitaba una inspección adicional porque el sistema no afectaba a la trayectoria de los aviones durante el vuelo de crucero.
Por otro lado, ha trascendido que después del primer accidente del MAX 8 en Indonesia el sindicato de pilotos de American Airlines enfrentó a Boeing para exigir más información sobre los problemas del modelo, puesto que para entonces ya se habían reportado dos emergencias en los MAX relacionados con el MCAS que afortunadamente no terminaron en accidentes. Frente a los reclamos, el vicepresidente de Boeing, Mike Sinnett, contestó que tal vez la comprensión del sistema "no habría cambiado el resultado" y justificó la acción como un intento de "no sobrecargar a las tripulaciones con información innecesaria". Además afirmó que el accidente fue una situación excepcional que probablemente nunca se repetiría.
Además de la FAA, el Departamento de Transporte de Estados Unidos lleva a cabo una auditoría sobre el 737 MAX, y el Departamento de Justicia realiza, desde noviembre del 2018, una investigación penal sobre la concepción y certificación de ese avión.

 
boeing

Articulos Relacionados

Air Canada lanzará servicio de Ottawa a Londres-Heathrow con el Dremliner 21 Sep 2019

Volaris ayuda a las Bahamas por los daños causados por el huracán Dorian 20 Sep 2019

Avianca Incluida en el índice Dow Jones Mila- Pacific Alliance por tercer año 19 Sep 2019

Copa Airlines es reconocida por su servicio de clase mundial 19 Sep 2019

Aeroméxico firmó convenio con CADENA para brindar apoyo en desastres naturales 19 Sep 2019

Retiran de vuelo a pilotos por mensaje de odio 18 Sep 2019

Delta Air Lines invierte en biocombustibles 18 Sep 2019