857

Por Enrique Lira

El Tribunal de Distrito del Condado de Dallas, Texas, en los Estados Unidos, admitió la demanda promovida por el sindicato de pilotos de la aerolínea Southwest Airlines (SWAPA) en contra del fabricante Boeing, por “engañar deliberadamente a la organización y a sus agremiados sobre el avión 737 MAX y por las pérdidas económicas ocasionadas con la inmovilización en tierra del modelo”, mismas que se estiman en por lo menos 100 millones de dólares. De igual forma alega que el fabricante norteamericano les engañó al no informarles sobre el nuevo sistema de control de vuelo MCAS. Además sostiene que para promocionar el modelo en los sindicatos, Boeing sostuvo que el nuevo avión respecto a las características de vuelo, era igual que el 737 NG, pero esa aseveración era falsa.

Para la aerolínea la inmovilización del 737 MAX desde marzo de este año ha significado la cancelación de unos 30,000 vuelos a la fecha y no se espera que el avión regrese al servicio hasta por lo menos el primer trimestre del 2020.

 

Southwest