276

Por Arturo Robles

La justicia iraní anunció que hizo varias detenciones por el derribo del avión comercial Boeing 737 ucraniano del pasado 8 de enero, donde las 176 personas que iban a bordo murieron, aunque no se dieron a conocer el número de detenidos ni su identidad, al mismo tiempo que el Presidente, Hasán Rohaní, pidió la formación de un tribunal especial para investigar el suceso.


La noticia sobre las detenciones llegó en medio de un brote de indignación y protestas en los últimos días en Irán por el derribo del avión y los aparentes intentos de altos cargos del gobierno en un principio por ocultar la causa del siniestro.


Paralelamente se informó que se dará a las autoridades canadienses acceso al lugar del accidente y a las "cajas negras" del aparato, para transparentar al máximo la investigación y esclarecer todos los aspectos de esta lamentable tragedia.

 

737Iran