309

Por Arturo Robles

Portugal reaccionó a la decisión del régimen del gobierno de Caracas de suspender por tres meses las operaciones de la aerolínea TAP en Venezuela, considerado esta acción como "inadmisible" y "poco amistosa".

"Todo esto es inaceptable, incomprensible e inadmisible", declaró a los medios de comunicación el presidente Marcelo Rebelo de Sousa, manifestando el "asombro" de las autoridades portuguesas ante los "ataques lanzados en primer lugar contra la TAP, pero también contra Portugal y sus responsables".

"Es un acto poco amistoso hacia Portugal, un país con equilibrio y capacidad para hablar con todos", destacó el ministro portugués de Asuntos Exteriores, Augusto Santos Silva.

El día 17 de febrero, Venezuela suspendió por 90 días las operaciones de la compañía aérea portuguesa TAP, afirmando que había permitido a un pariente del opositor Juan Guaidó llevar explosivos a bordo de un avión.

 

tap

Imagen: TAP Portugal