1234

Redacción

Al cierre del 2017, el fabricante francés Dassault superó por un 9% las proyecciones que se había propuesto para el año pasado en lo referente a entregas de jets ejecutivos Falcon. Con un total de 49 aeronaves superó por cuatro ejemplares los mejores pronósticos que se habían calculado a finales del 2016. De igual forma, las ventas se fortalecieron con 38 unidades fincadas en el 2017, en comparación con las 21 ordenes que se firmaron en el 2016.

A todas luces las la línea de productos Falcon obtuvo buenos resultados, sobre todo al tener en cuenta las cancelaciones provocadas por el cierre del programa Falcon 5X a finales del año pasado, provocado por los problemas en el desarrollo de los motores Safran Silvercrest, que eliminó una docena de aparatos de la cartera de pedidos.

Falcon