1997

Redacción

Airbus entregó este 18 de septiembre a la Fiscalía de Viena, en Austria, una exposición de los hechos respecto a las acusaciones de engaño realizadas por el ministro de Defensa austriaco, Hans Peter Doskozil, referentes a la compra de aviones de combate Eurofighter en 2003.
Airbus rechazó las acusaciones realizadas por parte del ministro en una conferencia de prensa el 16 de febrero de 2017 y critica el muy discutible modo de proceder respecto a las acusaciones y a los juicios de valor de su política informativa como una violación de derechos fundamentales económicos.
Las acusaciones del ministro de Defensa y las reclamaciones millonarias por daños realizadas 16 años después de la licitación del “avión interceptor” y 8 años después de la última entrega de un Eurofighter parecen disparatadas y con una motivación política.
 “Ello atenta de modo flagrante contra la normativa fundamental del Estado de Derecho y contra los principios constitucionales europeos”, afirmó el director jurídico de Airbus, Peter Kleinschmidt. Los funcionarios deben respetar los principios de objetividad, veracidad e imparcialidad en sus actividades informativas, sobre todo, en un caso como éste, en que el Estado es parte presuntamente perjudicada, acusador y juez. “El ministro de Defensa pretende establecer un clima de amenaza para conseguir un beneficio legal que no se puede obtener por un procedimiento ordinario”, subrayó Kleinschmidt.

eurofighter