2363

Redacción

La Fuerza Aérea de Bulgaria asignó a Russian Aircraft Corporation MIG (RSK MIG) el contrato para la reparación mayor y posterior mantenimiento de su flota de 15 cazas MiG-29 Fulcrum. El contrato causó extrañeza entre las filas de la OTAN a la que Bulgaria pertenece, por no utilizar un proveedor occidental, pero el gobierno de Sofía argumentó que sólo RSK MIG podía realizar éste trabajo y dejar a punto sus cazas que datan de la época en la que Bulgaria formaba parte del Pacto de Varsovia. De esta forma el contrato para reparar los MiG-29 fue adjudicado directamente sin cursar invitación a participar en concurso a ningún otro proveedor.

Bulgaria no es el único caso en el que un Estado miembro de la OTAN hereda material aéreo de la era soviética, por ejemplo un tercio de las aeronaves de Polonia también son de aquellos días. Pero la OTAN ha presionado para que las fuerzas aéreas de todos los Estados miembros se estandaricen con material compatible, lo que Bulgaria ha evadido por más de una década.

Bulgaria