1301

Por Arturo Robles

Los primeros dos días de diciembre las autoridades guatemaltecas capturaron accidentados otro dos jet ejecutivos, al parecer usados por la delincuencia organizada. Se trata de un BAe 125 matrícula mexicana XB-PGP, que aterrizó de emergencia el día 2 en una pista clandestina de San Andrés Villa Seca, Retalhuleu, Guatemala. Otra aeronave del mismo tipo fue abandonada e incendiada un día antes en un sector entre las aldeas El Tubo y El Picudo, del municipio de San Andrés. 

Estos son el quinto y sexto jets de modelo Hawker Siddeley 125 encontrados en la región en el año y son ya catorce los aviones de alto desempeño encontrados en condiciones similares en los últimos seis meses, entre los que hay aviones de gran alcance como un par de Gulfstream GII. 

Con estas aeronaves suman 45 las localizadas en lo que va del año en esa zona fronteriza con México, mientras tanto el ejército mexicano afirma haber decomisado 26 aeronaves y destruido 64 pistas clandestinas. 

Hemos señalado en repetidas ocasiones que el crimen organizado está prefiriendo este tipo de aeronaves de alta capacidad y desempeño porque las fuerzas aéreas de la región, incluyendo las guatemaltecas y mexicanas, carecen de los medios suficientes y adecuados para seguirlos e interceptarlos, aunque la Secretaría de la Defensa Nacional afirma que su Sistema de Vigilancia Aérea es efectivo.

 

NarcoJet1

Narcojet2