265

Por Enrique Lira

El 28 de abril, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF por sus siglas en inglés) publicó una solicitud de propuestas para su industria aeroespacial de defensa de su país, en la que se especificó que se requiere de un misil crucero con carga bélica convencional, lanzado desde el aire, que alcance velocidad hipersónica, con refuerzos de combustible sólido más etapa de crucero con propulsión de aspiración de aire.

Por lo pronto, Lockheed Martin y Raytheon ya habían iniciado el desarrollo de demostradores prácticos de un misil de crucero hipersónico, bajo el Concepto de Arma de Respiración de Aire Hipersónico (HAWC) de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA). Por su parte Boeing ha realizado estudios avanzados con los vehículos X-43 y X-51, demostrando la viabilidad de los motores scramjet modernos.

Los argumentos a favor de la tecnología hipersónica con respiración de aire se han expandido en la cúpula militar estadounidense, más allá de la madurez de los sistemas de propulsión scramjet, los misiles de crucero Mach 5 ofrecen una mayor flexibilidad y asequibilidad, al ser más pequeños que los misiles impulsados por cohetes puros, también son generalmente son más baratos de construir y se pueden acomodar en el compartimento de armas de un bombardero y su mantenimiento es más económico.

 

Hipersonico

Foto: Boeing