424

Por Ángel Quiroz

Rolls-Royce en su camino para proporcionar sistemas de propulsión híbridos, que contemplan tanto el empleo de combustibles fósiles, así como la electricidad como medio para la generación para impulsar la próxima generación de aeronaves, anunció que trabajará con APUS, compañía aeronáutica con sede en Strausberg, Alemania, y la Universidad Tecnológica de Brandeburgo en el desarrollo de un avión demostrador impulsado por una planta motriz híbrida basada en el motor M250.

El proyecto contempla tres años para integrar esta tecnología en una aeronave APUS i-5 que realizará su primer vuelo experimental a finales del 2021 o principios del 2022, y allanará el camino para la implementación de esta nueva forma de propulsión en el desarrollo de aeronaves de despegue y aterrizaje vertical, así como en aeronaves de aviación general.

 

rolls

Imagen: Rolls-Royce