625

Por Arturo Robles

El año 2019 cerró con un aumento del 5.8 % en el número de accidentes aéreos civiles y de 19% en resultados fatales dentro del territorio nacional, con respecto al año 2018. 

Del análisis preliminar de los accidentes aéreos acaecidos durante el año en el país, se desprende que hubieron al menos 73 siniestros de aeronaves civiles, contra 69 ocurridos durante el 2018 (sin contar el accidente de Global Air en Cuba y sus 112 muertos), resultando fallecidas en estos accidentes 56 personas, en contraste con las 47 del año previo.

Durante 2018 se accidentaron 7 helicópteros, pasando a 8 en el 2019, mientras que los accidentes de aviones bimotores a hélice aumentaron de 4 a 6, los aparatos de escuela subieron su número de percances de 8 a 10, siendo el rubro con el crecimiento más dramático el de los jets ejecutivos, de los que se accidentaron 4 este año, mientras que en 2018 no se sufrió la pérdida de ninguno de estos tipos de aparatos. También se accidentaron dos globos aerostáticos durante 2019 contra ninguno en el año previo, así como un avión comercial.

Afortunadamente hubo mejoría en la aviación general ligera, pasando los accidentes de monomotores privados de 26 en 2018 a 23 en este año, y en los aviones agrícolas de 23 a 18, aunque hay que señalar que muchos de los percances graves de este tipo de aeronaves durante el año que concluyó fueron catálogos como incidentes.

En el ámbito de la aviación militar, la Fuerza Aérea Mexicana disminuyó de 6 a 3 los accidentes sufridos por su equipo de vuelo, y la Armada de México se mantuvo igual, con un accidente anual en la aviación naval.

 

AccidentesMx