429

Por Enrique Lira

Con cifras recabadas por el sitio Aviation Safety Netweok muestran que durante el 2019 en la aviación comercial las aerolíneas del mundo registraron 23 accidentes con un saldo de 287 personas que perdieron la vida, lo que coloca este año menguante en el tercer lugar en cuanto a seguridad aérea, solamente superado por el 2017 en el que solo hubo 59 víctimas fatales en 14 accidentes. El segundo sitio lo mantiene el año 2015 con 186 decesos en también 14 accidentes.

El mayor accidente del año fue el que protagonizó el Boeing 737 MAX de Ethiopian Airlines, que causó la muerte de 157 personas, entre pasajeros y tripulantes.

Al analizar las cifras teniendo en cuenta el crecimiento del número de operaciones en la aviación comercial se desprende que la incidencia de accidentes fatales decrece mientras asciende el número de vuelos cada año. Durante el 2019 se habrán realizado 4,590 millones de operaciones, más que las 4,100 millones del 2017 o los 3,500 millones de 2015.

“Si el promedio de accidentes hubiera sido el mismo que hace diez años, tendríamos que haber lamentado 34 accidentes”, declaró Harro Ranter, presidente de ASN al diario The Telegraph, quien agregó que con la tasa del año 2000, los vuelos con final trágico se habrían disparado a 65 sucesos. “Esto demuestra el enorme progreso en materia de seguridad de las últimas dos décadas”, agregó.

 

Ethiopian