582

Por Arturo Robles

Por la emergencia debida a la pandemia del coronavirus COVID-19, el presidente Donald Trump prohibió los vuelos entre los Estados Unidos y Europa por treinta días, con excepción del Reino Unido, para contener la expansión de la enfermedad, acción entrará en vigor el 13 de marzo a la media noche y se espera pueda representar la mayor crisis en la historia de la aviación mundial.

“Desde el comienzo de la crisis establecimos prohibiciones a los viajes con China y lanzamos la primera cuarentena nacional obligatoria en 50 años. Declaramos la emergencia sanitaria y lanzamos las mayores advertencias sobre el viaje a países afectados por esta horrible enfermedad. Al tomar estas medidas, vimos un número muy inferior de casos en los Estados Unidos que los que hay ahora en Europa", señaló Trump el 11 de marzo, en un mensaje al pueblo estadounidense.

La drástica medida incluye excepciones para aquellos estadounidenses que deban regresar y se controle su estado de salud. También afectará al comercio y la carga entre Estados Unidos y Europa. “Estamos hablando de cualquier cosa que venga de Europa a los Estados Unidos”, explicó Trump.

La Unión Europea criticó duramente la decisión unilateral estadounidense de suspender los vuelos.

 

 Trump