América Vuela
Agosto 13 ,2020

1098

Con la opinión de Héctor Dávila

Sin lugar a dudas lo más significativo de la actual administración en México en cuanto a asuntos aeronáuticos ha sido la creación de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), que es una nueva organización que busca reestructurar y modernizar la autoridad aeronáutica, lo que desde hace mucho tiempo era ya apremiante, pues la industria aérea en este país se desarrolló a un ritmo al que las autoridades ya no habían podido mantenerle el paso. 

La creación de la AFAC, pese a lo que dilató, fue mucho más fácil de lo que será ahora el que se eche a andar correctamente y cumpla con todas las metas que se le han propuesto, en especial el enfrentar retos tan complejos como las auditorías internacionales que se le practicarán a México en materia de aeronáutica en los próximos años y hacerse cargo de liderar los procesos de certificación de la industria aeroespacial, que tanto ha crecido en este país, así como supervisar los programas de las muchas carreras en especialidades de aviación que están proliferando en Casas de Estudio por casi todas partes, entre muchas otras importantes responsabilidades en la materia.

El reto evidentemente es descomunal, y hay quienes dudan mucho que podrá ser superado pues piensan que la AFAC es un cambio de poco fondo, pero el entusiasmo y profesionalismo de los encargados del proyecto son extraordinarios, y me parece que tienen una visión verdaderamente encaminada a lograr resultados trascendentes. El trabajo que les espera será arduo y no exento de tropiezos, y desde el principio me ha parecido que es especialmente importante que logren comunicar muy bien a la comunidad aeronáutica cómo, cuándo y con qué planean realizar la tarea.

Hace un año, en la edición 2019 de la Exposición y Convención Internacional de Aviación AeroExpo, el ingeniero Carlos Morán Moguel, subsecretario de Transporte de la SCT, hizo pública la promesa de crear la tan esperada AFAC antes de que terminara el año, y ahora se regresa a este mismo evento con la promesa cumplida para hacer la presentación oficial en sociedad de la flamante Agencia.

Puedo decir que AeroExpo, de la que he formado parte desde su concepción hace 22 años y cuyo actual Presidente es el Lic. Alfredo Velázquez Maciel, ha evolucionado adaptándose de manera muy natural a las necesidades de promoción de la aviación, convirtiéndose gradualmente en un escaparate realmente muy significativo para la aviación privada, corporativa y de negocios de México, cubriendo un sector altamente productivo que tradicionalmente se ha considerado como el segundo mercado más importante de su tipo en el mundo, al que ningún otro evento ha podido llegar tan efectivamente, y justamente hacia esta área de la aviación general y ejecutiva es a donde la AFAC necesita presentarse con su mejor cara, por lo que la relación estratégica de las autoridades con este evento se perfila como un gran acierto.

Así, durante AeroExpo 2020, que se realiza del 3 al 5 de marzo en el Aeropuerto Internacional de Toluca, las entidades federales de aviación civil, como Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM) y el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, acompañarán brazo con brazo a la AFAC en una presentación que explicará, por primera vez frente a los líderes de la aviación general, de qué se trata este trascendental proyecto, incluyendo el nuevo Plan Maestro de Aviación Civil.

La oportunidad es sumamente interesante, y tendremos al fin, de manera pública, un panorama claro del plan que tiene el gobierno mexicano para impulsar y organizar todas las actividades aeronáuticas, lo que tanto hemos pedido y que ahora ya se dan los primeros pasos, siendo justo y necesario que lo podamos conocer, y qué mejor que directamente de parte de quienes tienen en sus manos esta gran responsabilidad y en un escenario que ya es parte integral de los negocios de aviación mexicana, como lo es AeroExpo.

Por supuesto me da muchísimo gusto poder ser parte de este esfuerzo de comunicación y felicito calurosamente, a nombre de todos los Consejeros de AeroExpo, al subsecretario Morán Moguel, a Gerardo Ferrando, a Oscar Argüello, a Víctor Manuel Hernández, a Federico Bertrand, a Jesús Rosano y muy especialmente a Rodrigo Vásquez Colmenares, por haber tomando con tanto entusiasmo y seriedad la responsabilidad de estrechar el contacto con nuestra querida comunidad aeronáutica, a través de una fórmula de comunicación tan franca y directa, que realmente hacía mucha falta.


Saludos

Héctor Dávila

 

Edit 2MarPP

Archivo de Comentarios Editoriales