1219

Redacción

Braniff

 

Fue el primer aviador mexicano. Nació en la Ciudad de México en 1884 en el seno de una notable familia y desde muy joven se distinguió como deportista, participando en una variedad de especialidades como el boxeo, el automovilismo y como torero.

Durante sus estudios en Europa, en 1909 tomó un curso de aviación en Issy-les-Moulineaux, Francia, donde también adquirió un biplano Voisin que importó a México.

A finales de 1909 intentó volar su aeroplano equipado con un pequeño motor ENV, pero no fue sino hasta el 8 de enero de 1910, tras desarrollar su propio combustible, que pudo realizar con éxito un vuelo en los llanos de Balbuena en la Ciudad de México, el que además de ser el primer vuelo de un avión piloteado por un latinoamericano en el Continente, también marcó un récord mundial de despegue en altitud, puesto que la capital mexicana se encuentra a 2,230 metros sobre el nivel del mar, y la marca en ese entonces era de 453 metros de altitud.

Posteriormente realizó otros vuelos y adquirió un avión Farman MF.7 con el que participó en las exhibiciones aéreas Moisant en noviembre de 1911, también en Balbuena. Formó parte en abril de 1913 de la Escuadrilla Aérea de la Milicia Auxiliar, primera unidad de aviación del ejército federal mexicano, y en 1914 trajo de Francia un globo aerostático con el que realizó numerosos ascensos, incluyendo uno con el célebre aeronauta Joaquín de la Cantolla y Rico.

Al contraer matrimonio Alberto Braniff se retiró de las actividades deportivas y aéreas para dedicarse a los negocios y asuntos familiares, recibiendo numerosos reconocimientos por sus logros, siendo recordado como el primer piloto mexicano. Murió en la Ciudad de México el 16 de septiembre de 1966.